Google+

sábado, 3 de marzo de 2018

Familias con bebés, desde los 45 días de nacidos, interesados en el programa

Es muy recomendable iniciar la práctica acuática  desde los 45 días de nacidos, en las condiciones del hogar del bebé y siempre  antes de los 6 meses.  
Esta y otras importantes recomendaciones para este proceso se explican personalmente por el instructor a  mama y papa  en la  primera sesión, llamada también clase demostrativa o clase muestra. Para bebés  entre los 45 días y 6 meses, no se requiere tener alberca física o tradicional,  ya que hasta los 6 meses podemos trabajar en tinas de baño, jacuzzis, bañeras, albercas inflables, siendo la mejor experiencia tanto para los padres como en seguridad  y condiciones de comodidad e  higiene para el bebé.




Prepararse en su propio hogar, refuerza y automatiza  las respuestas del niño ante potenciales accidentes  en su propio hogar y en las condiciones más reales posibles,  minimiza riesgos, adaptación del pequeño a  las temperaturas del agua donde nadará con más frecuencia, estimular su resistencia a cambios de temperatura, aumentar su blindaje, respuesta  y  fortalecimiento inmunológico completo, practicar  los recursos y herramientas de autonomía  diseñados para el entorno específico del niño. No sorpresas con los resultados del proceso, ya que estos pueden auditarse por sus padres en condiciones reales. 





Familias con bebés,  desde los 45 días,  con alberca en casa, pueden tomar  las sesiones en familia ( mamá y papá) esto  incentiva  la  práctica diaria de esta beneficiosa actividad, posibilita preparar a  mamá y papá en la familiarización acuática del bebé.