Google+

domingo, 29 de enero de 2017

Cuando mejore el tiempo ........

Durante los cuatro últimos meses a partir de octubre del 2016 hemos  estado trabajando en la ciudad de Mérida, Yucatán  en la difusión de los temas que sobre Natación Bebés nos ocupan y constantemente recibiamos de mamás y papás  las mismas respuestas que escuchamos anteriormente en las ciudades de Morelia, Michoacán y de ciudad Tuxtla Gutiérrez, Chiapas referente a reconocer  la importancia de la natación bebés solo

.... cuando el tiempo mejore! 

cuando venga el verano.....! 

cuando llegue el verano!!!  

Hoy después  de 7 años,  en las mismas ciudades mencionadas luego de comprobar los resultados y beneficios obtenidos en sus bebés son esas mismas mamás,   las que exigen con fuerza apenas llegamos a mediados de enero que reiniciemos las prácticas acuáticas con los bebés y niños pequeños y  el 18 diciembre de cada año, casi se enojan cuando debemos cerrar por los mantenimientos preventivos anuales.

La pregunta es:

Por qué la diferencia si hablamos de mismo  país, regiones geográficas cercanas, idioma  y culturas similares, incluso climas más templados? 

La respuesta a esta interrogante puede estar en la difusión de hechos como estos .......

En el año 2010, la Academia Pediátrica Americana (AAP) flexibilizó sus políticas sobre clases de natación para niños menores de 4 años.
Hasta principios del 2010 la Academia Pediátrica tenía una recomendación en contra de las clases de natación para bebés por no contar con evidencia suficiente que probara que dichas clases reducían el riesgo de ahogamiento.


Sin embargo, en mayo del 2010 la Academia de Pediatría publicó una revisión, cambiando su política a favor de las clases de natación para bebés desde la edad de 1 año. Dicho cambio se fundó en dos estudios: uno realizado por “The National Institutes of Health” y el otro en China. El estudio americano encontró dentro de las estadísticas (2003-2005) que en los ahogamientos, presentados entre niños de 1 y 4 años, el 97% no contaba con instrucción formal de natación, además de ser un potenciador de su desarrollo y el fortalecimiento de su sistema inmunológico. Aclaramos también que la edad ideal para "regresar al medio o ambiente acuático" es a la caída del cordón umbilical y en condiciones especiales que garanticen calidad y parámetros a recien nacidos. A los 3 meses enn albercas tradicionales con recirculación y filtración constante climatizadas, con parámetros correcto puede iniciarse desde los 3 meses cumplidos y no más de los 6 meses debido a la construcción de los hábitos terrestres y pérdida por la falta de estimulacion de los reflejos del neonato, útiles a la actividad acuática
CNN -
Los padres deberían considerar que sus hijos entre uno y 4 años tomen clases de natación, según los nuevos lineamientos en la prevención de ahogamientos y seguridad acuática de la Academia Americana de Pediatría (AAP). La sugerencia es un cambio de recomendaciones anteriores.
“Una nueva investigación ha revelado que las clases de natación para niños entre 1 y 4 años podrían disminuir el número de personas ahogadas, es razonable para la AAP relajar su política en relación con la edad en que los niños deben comenzar a aprender técnicas de supervivencia en el agua”, dicen los autores del informe.
Previamente, la AAP desalentaba las lecciones de natación para niños de esta edad, anotando la falta de evidencia sobre el desarrollo mental de estos niños. Sin embargo, las nuevas directrices, no se extienden para todos los niños de menos de 4 años. La AAP recomienda no dar clases de natación a menores de 1 año, y menciona que los niños discapacidad motora o cognoscitiva pueden no estar listos para estas clases hasta una edad más avanzada.
Esto me lleva a compartir con todas las mamás y papás de esta bella península llamada Yucatan algunas experiencias personales que sobre los Beneficios que tiene para los bebés  el disfrutar  esta actividad durante todo el año, desde enero hasta diciembre nadar es inmunizador y una actividad muy estimulante.

Otro punto que quisiera destacar es la que responde otra frase : Cuando...... el niño esté más grande!!!!

Nuestras sesiones diarias demuestran fehacientemente que los niños estimulados acuáticamente desde sus primeros meses de vida conservan, desarrollan reflejos muy útiles, ganan habilidades en el medio acuático, trabajan excelentemente con el instructor, otros niños y papás siendo su movimientos naturales tan perfectos y pro natación que pueden desde muy temprana edad con esta movilidad natural  resolver eventos acuáticos.

Por lo tanto aunque nos cueste trabajo que nuestros padres y familiares no compartan estas ideas es muy importante buscar la ayuda de expertos en el tema.

Actualmente pediatras, neonatologos médicos homeópatas, médicos generales y otras especialidades  ya comienzan a recomendar con conocimiento de los beneficios  "mamá por favor lleve a su bebé a nadar!!!!!! con la finalidad de  tratar diferentes patologías,  diagnósticos y reforzar afecciones respiratorias, esta nueva posición está muy relacionado con la actualización que sobre el tema vienen ganando estos profesionales médicos y especialistas.

En Acuática Antares desde el mes de Enero del 2017 estamos recibiendo bebés desde los 6 meses en condiciones óptimas para el trabajo acuático con edades tempranas, los beneficios casi inmediatos referenciados por las mamás y papás participantes son:

Mejor calidad de sueño

Mayor porción alimento, incluso llegan a adelantar sus horarios de alimento acostumbrado,  antes de las prácticas acuáticas.

Aumento de su nivel de sociabilización y adaptación

Aumento de su independencia, reforzamiento de su sistema inmune  y la motricidad  en general.