Google+

jueves, 8 de diciembre de 2011

Baño del bebé


¡Al agua patos!

 noviembre 8, 2011 
Tu bebé ha llegado y es normal que tengas muchas dudas y miedos, uno de ellos es la hora del baño. Es muy importante aprender cómo hacerlo para evitar accidentes.
La hora del baño es un momento de unión para ti y tu bebé y es muy sencillo hacerlo una vez que tengas confianza, así que ¡anímate!
Para empezar es importante comprar una bañera especial para tu bebé. Ésta debe ser de preferencia de plástico y que tenga un diseño ergonómico que permita que tu bebé esté sentado o acostado con seguridad. Al momento de bañarlo, la bañera debe estar a la altura de tu cintura o un poco más arriba, pero no más abajo, porque tu bebé puede resbalar y caer al agua.
Toma a tu bebé de la cabeza con una mano, y con la otra enjabónale el cuerpo y al final la cabecita. Procura enjuagar su cabello con una tacita para que no le entre agua a los oídos.
Temperatura: Debes revisar que la temperatura del agua no esté ni muy caliente ni muy fría. La zona adecuada para probar si la temperatura del agua es la ideal es tu muñeca. Es de vital importancia preparar todo antes del baño y asegurarnos de tener todo a la mano para que ¡no dejes a tu bebé solo ni un minuto!
La ropa: Lo más recomendable es no quitarle la ropa de golpe para que no le dé frio, puedes dejarlo con el pañal y una camiseta o bien vestirlo con una bata de baño. En este momento debes limpiarle los ojos con algodones remojados en agua limpia y tibia, o bien con infusión de manzanilla tibia.
Shampoo y jabón: El cuerpo del bebé es muy delicado por lo que es importante usar productos hechos especialmente para ellos, ya que no contienen alcohol ni irritantes para su piel.
Después del baño: Es básico secar perfectamente al bebé, para evitar hongos e infecciones. El área del ombligo es más delicada y deberás secarla perfectamente con un algodón limpio. Y por último, viste al bebé suavemente, hablándole siempre y aplicándole una cremita para evitar las escaldaduras o dermatitis de pañal.